El estudiante belga murió por intoxicación alimentaria causada por una bacteria.

Un estudiante belga falleció, luego de comer una porción de fideos que habría preparado casi una semana antes de consumirlos y no refrigeró.

De acuerdo al medio Metro.UK, el joven presentó vómitos y diarrea una vez que comió el alimento, pero no fue al médico para determinar la causa de su malestar, hasta que sus padres lo encontraron muerto, tras ser notificados de su ausencia en la universidad.

Después de unos 11 años de su deceso, las autoridades sanitarias confirmaron que el estudiante murió por una intoxicación alimentaria provocada por una bacteria de nombre bacillus cereus.

Según una publicación del Journal of Clinical Microbiology la bacteria se reproduce en la comida cuando no se refrigera adecuadamente.